¿Qué es la Libertad Financiera? ESTO es lo que estoy aplicando en 2024

libertad financiera que es 2

Compartir Artículo:

Fue hace más de 10 años.

Mi amigo Eloy entró a mi habitación (vivía en un piso en Alemania) y me dijo:

– Tío, estamos metidos en la carrera de la rata… ¡tenemos que empezar a comprar activos para conseguir la libertad financiera! 

– ¿Qué co**o dices tío? – Le dije yo – ¿De qué carrera de la rata me hablas? 

Entonces, empezó a explicarme lo que te cuento un poco más abajo y me estalló la cabeza. ¡Boom!

explota cabeza 1

Años después empecé a trabajar en serio en mi Libertad Financiera, formándome y aprendiendo con gente que ya la ha conseguido.

Si mi plan marcha bien, en 2 o 3 años espero haberla alcanzado, y en este artículo quiero contarte:

  • ¿Qué es realmente y qué no es la Libertad Financiera? ¿Cualquiera puede conseguirla?
  • Qué fue lo que me dijo mi amigo Eloy y por qué tenía más razón que un santo
  • La fórmula que más me gusta para trabajar hacia la Libertad Financiera…
  • … ¡y mucho más!

¿Todo claro? ¡Pues empezamos!

¡Advertencia!

Si no eres capaz de dedicar unos minutos a leer este post completo, posiblemente la Libertad Financiera no sea para ti. Este no es un post cortito con 4 tips. Si quieres algo sencillito y rápido (pero poco práctico), este no es tu sitio.

 

 

¿Qué nar**es es la Libertad Financiera?

De forma sencilla: la Libertad Financiera la consigues cuando tus ingresos pasivos (los que no dependen de tu tiempo) te permiten mantener tu estilo de vida actual.

La siguiente frase creo que lo describe a la perfección:

Pasas de trabajar por dinero a hacer que el dinero trabaje para ti 💪. 

libertad financiera - bolsa
Imagen de Freepik
¡Y ojo!

Digo ingresos pasivos porque la clave es esa, que ya no tengas que «trabajar» si no quieres (luego descubrirás que todo el mundo quiere, aunque te suene raro).

Si tienes que decicar varias horas al día para mantener tu estilo de vida, eso NO es Libertad Financiera.

Vamos a verlo con un ejemplo.

Imagina que tienes los siguientes gastos al mes:

Alquiler de tu casa: 700€

Suministros: 100€

Internet: 40€

Comida: 400€

Gasolina: 120€

Otros: 100€

TOTAL = 1.460€

Es decir, necesitarías 1.460€ de ingresos pasivos para cubrir tu estilo de vida y considerarte financieramente libre.

Pero… ¿qué pasa si recortas gastos? ¿o si quieres aumentar tu nivel de vida y viajar más? 

Pues para eso tenemos los niveles 👇

 

Los 3 niveles de Libertad Financiera

Vamos a poner como ejemplo a 2 amigos, Matías y Juan:

libertad financiera - ejemplo amigos

  • Matías «el austero», se considera libre financieramente, aunque vive en una casa de 20 m2 a las afueras de Madrid, a penas sale de casa, se ducha con agua fría, le roba wifi al vecino (es un poco fullero, sí), no tiene coche y come a base de kebabs. No está contento del todo y le gustaría mejorar su situación.
  • En cambio, Juan «el vividor» tiene unos ingresos pasivos que le permiten salir todos los días a comer por ahí a buenos restaurantes, vive de alquiler en el centro de su ciudad, va en Uber a todos lados y siempre lleva el último iPhone. Aunque le gustaría generar algo más para vivir más «tranquilo», por si hay alguna fluctuación en sus ingresos pasivos.

¿Son igual de libres financieramente?

Obviamente, no.

Por eso, es útil establecer 3 niveles diferentes, como si fueran peldaños de un podio. Los típicos son:

niveles libertad financiera 2

  • 1er peldaño: Seguridad financiera: puedes sobrevivir sin trabajar. Es decir, pagar los gastos fijos mínimos (vivienda, comida y suministros, sin el ocio, coche y otros). Este podría ser el caso de Matías, que «sobrevive» más que «vive».
  • 2º peldaño: Independencia financiera: puedes vivir manteniendo tu estilo de vida actual (aquí ya se contemplan los viajes que sueles hacer, comidas fuera de casa, caprichos…). Este es el caso de Jaime.
  • 3er peldaño: Libertad financiera: podrías vivir bien aunque tuvieras imprevistos o cambiara mucho tu estilo de vida. Digamos que ya no le das importancia al dinero porque generas el doble, el triple… o mucho más que en el 2º peldaño.

También está de moda evaluar los porcentajes de Libertad Financiera / Independencia financiera.

 

Tu % de Libertad Financiera: ¿en cuál estás tú?

Por ejemplo, imagina que gastas 2.000€ al mes en tu estilo de vida actual:

  • Si consigues 20€ al mes en ingresos pasivos, estarías al 1% en tu independencia financiera
  • Si consigues 1.000€ al mes en ingresos pasivos, ya gozarías del 50% de independencia financiera
  • Y cuando consigues los 2.000€ al mes, ¡¡100% de independencia financiera!!

libertad financiera porcentajes

Me gusta porque es tipo videojuego, en el que cada ingreso pasivo va completando tu «barrita de gastos» hasta cubrirla por completo.

En mi caso, a día de hoy estoy rondando el 50% y espero en 2 o 3 años contarte que he completado mi barrita del 100% 😉 .

 

Este es el 1er Paso obligatorio si aspiras a la Libertad Financiera

Nota

Si estás cansado de escuchar los términos «Kiyosaki» y «carrera de la rata», puedes saltarte este punto. En caso contrario, no quites tus ojos de la pantalla. 

Aún recuerdo hace una década (literal) cuando mi amigo Eloy me empezó a hablar de la carrera de la rata, de los activos, pasivos etc.

Para mí, fue una de las revelaciones más bestias que he tenido.

Si te imaginas la Libertad Financiera como la cima de una montaña en el Himalaya, esto que te voy a contar equivale al oxígeno que vas a necesitar para no morir asfixiado en tu travesía.

libertad financiera - primer paso

Vamos a ello.

No hace falta que te diga que vivimos en una sociedad hiperconsumista, ¿no?

Nos meten en vena que tenemos que comprar compulsivamente para sentirnos bien, nos endeudamos con cosas que realmente no necesitamos, nos acostumbramos a un estilo de vida… y no nos queda más remedio que seguir esclavizados a un trabajo que no nos gusta para mantener ese estilo de vida.

Eso que hace que estemos en lo que se conoce como «la carrera de la rata»:

libertad financiera - carrera de la rata

Es como el hamster que está en su rueda pero, por más fuerte que corra, no puede escapar.

Pero… ¿podemos hacer algo por escapar de aquí?

Sí.

Y aquí va la frase bomba…

Gastando el dinero en «activos» en lugar de hacerlo en «pasivos» y utilizar la deuda a tu favor.

  • Pasivos: cosas que te quitan dinero de tu bolsillo: un coche, ropa cara, el último móvil, una segunda residencia…
  • Activos: cosas que ponen dinero en tu bolsillo: una plaza de garaje en alquiler, inmuebles de inversión, formación que te permita mejorar tus habilidades como profesional, acciones de bolsa…
  • Deuda: usar dinero prestado que haga crecer tu patrimonio a través de activos, no endeudarte para comprar pasivos. La deuda «buena» te hace crecer más rápido y abandonar antes la carrera de la rata.

Si quieres coger la senda de la Libertad Financiera, cada vez que vayas a gastar tu dinero pregúntate:

¿Esto es un activo o un pasivo? ¿Va a ayudarme a generar más dinero o no?

Las personas que alcanzan la Libertad Financiera hacen de esto su mantra:

No suelen gastar su dinero en «pasivos», sino que lo invierten en generar «activos». 

Dicho de otra forma: los activos te hacen más libre, demasiados «pasivos» te mantienen en la rueda de hamster.

El objetivo final: conseguir activos que te generen ingresos pasivos (perdón por el trabalenguas).

¿Cómo generar esos ingresos pasivos? Cada cosa a su tiempo.

Antes es importante que sepas esto. 👇

 

Lo que pocos te cuentan sobre la Libertad Financiera

¿A que cuando escuchas «Libertad Financiera» te viene a la cabeza una imagen tipo esta?

libertad financiera - mito
Imagen de Racool_studio en Freepik

Alguien tirado a la bartola con su coacktil en una playa paradisíaca.

Conozco a algunas personas que son libres financieramente (no tendrían por qué trabajar) y sin embargo trabajan incluso más que cuando no lo eran.

– Albert, ¿qué clase de paradoja es esta? – Te estarás preguntando.

Yo también me lo preguntaba. Y desconfiaba…

– Uy… No serán tan libres financieramente si están todo el día currando

Eso es porque lo ves desde tus gafas de «trabajador insatisfecho con lo que hace».

La mayoría de gente que la persigue está huyendo de su vida actual y busca una salida. Algo que les permita dejar de trabajar.

Pero deja que te diga algo doloroso: la salida está justo en el lado opuesto.

La gente que conozco que ha alcanzado la independencia/libertad financiera ha sido haciendo algo que les apasiona.

O en algún caso no les apasiona, pero se han dejado la piel currando para alcanzarla cuanto antes.

En definitiva: es gente con mucha capacidad de «sacrificio y trabajo».

No son «vagos» que no dan un palo al agua.

Vale, pero eso no responde a la pregunta…  ¿Por qué siguen trabajando una vez la alcanzan? 

Piensa que...

Si han alcanzado la Libertad Financiera a base de trabajar duro, el propio trabajo duro se ha convertido en lo que da sentido a su vida. Y aunque son libres para hacer lo que quieran, se meten en proyectos que les apasionan en los que siguen trabajando duro.

En mi caso, por ejemplo, cuando consiga la independencia financiera tengo intención de seguir haciendo lo mismo que hago ahora.

Dicho de otra forma: mi baza para conseguir la libertad financiera es que me gusta tanto lo que hago que podría hacerlo sin cobrar.

¿Es la única forma?

No.

Como te digo, hay gente que la alcanza a pesar de no tener un trabajo que les apasiona.

Pero en cualquier caso, hay que seguir una metodología para conseguirlo. 

Y esto me lleva al siguiente punto.

 

La hoja de ruta que uso para preparar mi Libertad Financiera (spoiler: invertir no es la solución)

Mucha gente piensa (erróneamente) que la clave para conseguir la libertad financiera es empezar a invertir.

Lo que no saben es que eso es solo una parte de la ecuación.

Piensa esto…

Si tu capacidad de inversión es de unos cientos de euros al mes, por muy bien que los inviertas, es casi imposible que consigas la Libertad Financiera (me refiero a una edad razonable, no vale conseguirla para tu jubilación).

Lo que está fallando aquí es que se obvia la primera parte de la ecuación (la Fase 1, de la que ahora te hablaré).

Que es menos sexy y donde suele fallar la mayoría.

Después de lo que he aprendido durante estos años, si tuviera que simplificar al máximo la fórmula de la Libertad Financiera, creo que sería algo así:

libertad financiera formula v3

 

Te explico brevemente:

 

FASE 1

Esta es la gran olvidada.

Es muy guay ponerse a hacer cursos de inversión, pero mucho menos guay desarrollar el hábito del ahorro.

Por eso, cuando se habla de Libertad Financiera lo que suele verse más es la FASE 2.

Y sí, esa fase es importante hacerla bien, pero sin FASE 1 no hay FASE 2.

El objetivo de esta fase es identificar cuáles son tus fuentes de gasto principal, buscar formas de aumentar tus ingresos y tratar de conseguir la máxima capacidad de ahorro.

fase 1 libertad financiera

  • Reduce los gastos: ni te imaginas la cantidad de gastos que tenemos por ahí «goteando» y que dañan nuestras finanzas. El primer paso es analizar nuestras finanzas para ver cuáles son nuestros puntos de fuga: suscripciones que no usamos, una cuota de luz exagerada, demasiadas compras compulsivas…
  • Aumentar ingresos: este es, para mí, uno de los mayores aceleradores de Libertad Financiera. Puedes aumentar tus ingresos buscando un trabajo mejor remunerado, desarrollando un proyecto paralelo, ofreciendo algún servicio con las habilidades que ya tienes…
  • Maximizar ahorro: cuando ya has ajustado los 2 puntos anteriores, tienes que conseguir apartar a principio de mes una cantidad considerable para destinar a la Fase 2. Y esta es la clave: hacerlo a principio de mes para no gastártelo.

 

FASE 2

De poco sirve que ahorres si no sabes dónde meter ese dinero para sacarle la máxima rentabilidad (minimizando el riesgo).

El objetivo de esta fase es aprender a invertir tus ahorros en activos que te generen unas rentas pasivas, que acaben cubriendo tu estilo de vida.

fase 2 libertad financiera

  • Invierte bien: aquí la idea es conseguir un efecto multiplicador de tus ahorros. En función de tu perfil de inversor (si te va la marcha o no te gustan los sobresaltos), tendrás que elegir una opción u otra, aunque diversificar es una de las claves. Ejemplos: bolsa, criptomonedas, fondos, flips, materias primas…
  • Generar ingresos pasivos: aquí puedes empezar destinando cierto porcentaje a inversiones que generen rentas pasivas. O bien, usar todos tus ahorros para invertir con más fuerza en el paso 4 y después ir destinando más porcentaje a este tipo de activos. Ejemplos: inmuebles, dividendos….

En el este artículo te cuento las inversiones pasivas que más me gustan.

¿Te gustaría que alguien te ayudara con esto? Pues Richard Gracia, el responsable del Máster en Libertad Financiera, ofrece una sesión de coaching financiero de 1 hora gratuita. Puedes reservarla aquí.

 

¡Libertad financiera! No tan rápido…

Imagina esto: ya tienes Independencia Financiera, tu estilo de vida está cubierto de sobra.

Eres libre… ¿o no?

¿Hay algún riesgo? ¿esto es para siempre?

Nada es para siempre, como decía esta vieja serie de adolescentes.

nada es para siempre
Era mala a rabiar, pero te confieso con cierta vergüenza que tengo un grato recuerdo de ella…

Las circunstancias que tienes hoy pueden cambiar mañana, por ejemplo:

  • Tus hijos se hacen mayores y necesitan más dinero (no lo habías previsto)
  • Tienes que mudarte por trabajo a una zona donde la vivienda y el nivel de vida es mucho más caro
  • Necesitas un tratamiento médico caro
  • Las rentas pasivas que tienes disminuyen porque hay una crisis económica…
  • etc.

Por eso, algunos que son «Independientes Financieramente» pueden dejar de serlo de un día para otro.

Y al revés.

¿Cómo que al revés? ¿Quieres decir que uno puede ser financieramente independiente sin trabajar más o ingresar más? 

Sí, no todo iban a ser malas noticias 😉

Imagina que ingresas 2.000€ en ingresos pasivos, pero tu estilo de vida te cuesta 3.000€.

Te faltarían 1.000€ para conseguirlo.

Peeero, ¿qué pasaría si te has dado cuenta que puedes dejar tu trabajo si te vas a vivir a un casa más modesta y dejas de gastar tanto en restaurantes y caprichos?

En ese caso, podrías conseguir la Independencia Financiera sin necesidad de ganar más, sino gastando menos.

Este también es el caso de gente que se va a vivir a otros países con un nivel de vida menor, como por ejemplo en países de LATAM.

Mola, ¿no?

Es una opción más a tener en mente 🙂 .

 

La «maldición» de la Libertad Financiera

Deja que me ponga un poco historiador.

Hace miles de años, aquellos sapiens que eran «aventureros inconformistas», consiguieron encontrar lugares más fértiles, con mejor caza, más agua o más seguros.

Eso les permitió sobrevivir mejor que los sapiens «conformistas». Y sus genes prosperaron.

libertad financiera - sapiens

A día de hoy, muchos de nosotros compartimos ese código genético.

Y esto nos ha hecho ser insatisfechos por naturaleza.

Siempre anhelamos algo más: una casa más grande, un trabajo mejor pagado… Pensamos que, al conseguirlo, ya estaremos «plenos».

Y, extrañamente, cuando lo logramos, nos provoca cierta satisfacción y placer durante un tiempo… pero luego nos sentimos igual que antes.

Esto fue definido por los griegos como adaptación hedónica: nuestros logros nos dan satisfacción temporal, al tiempo los normalizamos, y seguimos anhelando más.

Esta ambición hace que mucha gente con la ansiada «Independencia Financiera» se sienta insatisfecha.

Vale, tengo 3.000€ de ingresos pasivos, pero si tuviera 5.000 podría hacer más viajes al año, o comprarme un coche más potente…

Y así, parece que nunca es suficiente.

Ejemplo: Yo sigo a Javier Media en su canal Libre a los 30, un chico que habla sobre inversión inmobiliaria y que tenía como objetivo ser libre financieramente antes de los 30 años.

Siempre cuenta que su objetivo inicial estaba en conseguir unas rentas pasivas de 2.000€ al mes.

Cuando lo consiguió, pensó que era mejor idea que fueran de 3.000€.

Y a día de hoy cuenta que su objetivo es conseguir 5.000€ al mes en rentas.

Él mismo es consciente del problema, y dice que parte del trabajo cuando se consigue la Libertad Financiera es saber gestionar bien esa ambición. Y no es nada fácil, e incluso podría llegar a volverse en tu contra.

También he oído que algunos se deprimen al no tener esa gran motivación por conseguirla…

En fin, mi intención en este punto era darte otra visión sobre la Libertad Financiera, para veas que también tiene su lado oscuro (pero bendito lado oscuro, ya lo sé…).

 

Libros sobre Libertad Financiera

Ahora hay millones, pero quiero compartir contigo los 3 libros que más me han marcado a mí:

  • Padre Rico y Padre Pobre, de Robert Kiyosaki. Si no pongo este, reviento. Este fue el que mi amigo Eloy empezó leyendo y el que hizo un clic en mi cabeza. Está algo desfasado y a día de hoy muchas de sus propuestas ya se conocen, pero si estás muy pez en el tema, te lo sigo recomendando:

libro libertad financiera 2 - padre rico padre pobre

 

  • El primero que me leí es «Cómo hacerse rentista, de Josan Jarque». Josan es un antiguo banquero que, a partir de su sueldo de subdirector de banco, empezó a invertir en acciones que le han ido generando unas rentas pasivas. Me gustó mucho el libro porque Josan lo cuenta en un tono sarcástico y con un humor muy personal que a mí me encantó. Fue uno de

libro libertad financiera - josan

 

  • El Método Rico, de Richard Gracia. Este lo leí no hace tanto, y me parece que es una clase magistral sobre finanzas. Si vas muy perdido en esto con la gestión de tu dinero y no sabes cómo organizarte para empezar a ahorrar y coger el hábito de inversión, empezaría por este:

libro el metodo rico portada

 

 

¿Quieres ir un paso más allá? Echa un ojo al Máster en Libertad Financiera

Te ha gustado el tema de la Libertad Financiera y quieres ir a por todas para conseguirlo pero…

  • No llevas un control sobre tus finanzas
  • Tienes unos ingresos decentes pero no consigues a penas ahorrar
  • No tienes muy claro cómo invertir ni en qué para generar rentas pasivas

Entonces… podría interesarte el Máster en Libertad Financiera de el Método Rico.

Aquí hablo largo y tendido sobre él.

¡Algo interesante!

Tanto si acabas entrando como si no, tienes la opción de acceder a una llamada de 1 hora de coaching financiero gratis con alguien del equipo de El Método Rico. Así alguien experto en el tema ya te puede orientar por donde tirar… Mola, ¿no?

Curso inmuebles - metodo rico masterclass

 

 

Compartir Artículo:

Artículos Relacionados

Deja un comentario